Fractura dental o avulsión (Perdida del diente)

La fractura dental o avulsión en niños tiene peor pronóstico cuanto más tiempo de fractura transcurra hasta realizar el tratamiento. Una correcta higiene de la herida bajo anestesia local y una detallada exploración clínica y radiológica son los pilares del éxito. La correcta reposición del diente luxado, su reposición dentro del alveolo y su inmovilización son un de los tratamientos de urgencia necesarios para un resultado exitoso. Suele acompañarse de una endodoncia complementaria. En el peor de los casos, la conservación de la raíz del diente facilitaría la preservación de volumen óseo hasta que finalizase el crecimiento del paciente y así poder sustituir el diente fracturado por un implante.

Hoy en día gracias a BOPT podemos salvar dientes rotos que antes tenían que sacarse. Aún así, hay ocasiones donde el tratamiento indicado es la extracción del diente fracturado por la imposibilidad de tratarlo. Las causas más frecuentes de fractura dental son los traumatismos deportivos, accidentes o bruxismo (rechinar de los dientes). El tratamiento de elección debe ser el de restaurar el diente.

Recurso 14

Carillas estéticas

Si la fractura sólo afecta a la corona del diente pueden efectuarse tratamientos muy conservadores como la reconstrucción con carillas estéticas.

Corona BOPT

Si la fractura es profunda y afecta a la zona cervical del diente, la realización de una corona BOPT podría solucionarlo.

Recurso 18

Endodoncia

En ocasiones la corona se acompaña del tratamiento de endodoncia (matar el nervio).